Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

Comunicado desequilibrado sobre el desacoplamiento de los dineros judiciales (ii)

Imagen
Leyendo los comunicados de las asociaciones del ramo, a las que no doy publicidad por un elemental principio de reciprocidad (pueden pinchar aquí y aquí), no solo he llegado a la palmaria conclusión que habitamos mundos distintos, sino galaxias diferentes, lo que me lleva sin solución de continuidad a evitar quejas, lamentos y lloros varios, que dan una impresión completamente errónea de la Administración de la Administración de la Justicia y de sus plataformas estables, testadas previamente por no se sabe quién o, en qué lugar se enamoró. 
No volveré en ninguna otra ocasión sobre el asunto de la Cuenta de Consignaciones, que funcionaba de la leche (perdonen la expresión, pero comparaba esa aplicación con el resto de las patatas que habitan mi ordenador) hasta que salió huyendo por la ventana perseguida por el marido cornudo (desacoplamiento) y desde ese lunes 22 de junio de 2015, pérdida las esperanza de encontrarla, deberemos reconocer que la cosa ha quedado ya en manos de Paco Lobat…

No termino ver las bondades de la cuenta desacoplada.

Imagen
Define el diccionario de la RAE desacoplar como separar lo que estaba acoplado y acoplar (del latín. copulāre 'juntar') como: (1) en carpintería y otros oficios, unir entre sí dos piezas o cuerpos de modo que ajusten exactamente; (2) ajustar una pieza al sitio donde deba colocarse; (3) unir o parear dos animales para yunta o tronco; (4) procurar la unión sexual de los animales; (5) ajustar o unir entre sí a las personas que estaban discordes, o las cosas en que había alguna discrepancia; (6) encontrar acomodo u ocupación para una persona, emplearla en algún trabajo; (7) agrupar dos aparatos, piezas o sistemas, de manera que su funcionamiento combinado produzca el resultado conveniente; (8) unir, agregar uno o varios vehículos a otro que los remolca y (9) dicho de una persona: unirse a otra o a varias, para hacer algo coordinadamente. 
Leídas las acepciones poco tienen que ver, parece, con la cuenta de depósitos y de consignaciones judiciales que aunque se desacopló el pasado fi…

El monitorio: ¿proceso o requerimiento de pago?

Imagen
Desde este Blog se ha sostenido que el monitorio no es un proceso y menos aún que termina con el decreto el art. 816 LEC. No le daremos muchas vueltas al asunto, pero el monitorio, que es un simple requerimiento termina con las sentencias que se dicten en los respectivos juicios ordinario y verbal o, en su caso, con el decreto de finalice la ejecución. Dejando al margen los monitorios de la Ley de propiedad horizontal y su especialidad por la cuantía, en el resto la continuación del trámite es evidente y no necesita mayores análisis
La SAP 68/2014, PALMAS DE GRAN CANARIA, Sección 4ª, de 20 de febrero de 2014 (Roj: SAP GC 359/2014) resuelve uno de los problemas que plantea la calificación del monitorio como un proceso y que arranca con la duda de cuál debe ser la cuantía de la reclamación a efectos de la tasación de costas cuando se formula solicitud de juicio monitorio y a la oposición formulada sigue juicio verbal, en el caso que la mayor parte de la cuantía inicialmente reclamada …

¿Cálculos erróneos de cuantía o extralimitación colegial en la fijación de honorarios?

Imagen
No nos ocupa en este comentario la libertad de un Colegio profesional para fijar los honorarios que entienda oportunos, aunque creo que de hecho ya solo lo hacen los de Abogados, pero una norma orientativa no puede servir para discutir una tasación de costas a menos que respete la reglas que regulan dicha liquidación en el proceso civil y que comienzan con la que regula la cuantía del asunto. 
La insistencia del legislador civil del año 2000 en la regulación detallada de la fijación de la cuantía tuvo mucho que ver con las interminables discusiones sobre este particular que llegaban en no pocas ocasiones, al Tribunal Supremo. Por dicha razón hay ahora: (a) un control de oficio y una impugnación por razón de la cuantía (arts. 254 y 255 LEC), (b) un límite legal para el pago de las costas que se fija en atención a la cuantía del proceso (art.394.3 LEC), (c) un recurso de casación que se condiciona a la cuantía del proceso (art. 477 LEC) y (d) una tasación de costas sujeta a todo lo anter…