Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

El día del orgullo del Secretario Judicial (i).

Imagen
Aprovechando que hoy aparece en el BOE el listado de los compañeros que han aprobado la oposición por el turno libre y que por la fecha y el funcionamiento de las enfriadoras en el Juzgado, me encuentro especialmente lírico, pues es el primer mes de julio en diez años que no nos asamos en el Juzgado, andaba dándole vueltas al asunto sobre la necesidad que el Superior Cuerpo tiene de una bandera, uno o varios autobuses con música, que puede ser clásica; un desfile de sábado con toga o sin ella y, por supuesto algo de alcohol. 
Y esta propuesta que sabido es, de novedosa tiene poco, no solo creo que es la mejor de este año para el Superior Cuerpo de Secretarios Judiciales, sino que nos sacaría de la cueva – lo del armario se quedó estrecho, escaso y pequeño- en la que nos han metido y en la que, por cierto, estamos muy a gusto cantando flamenco o lo que se tercie y, nos permitiría además entablar buenas e íntimas relaciones con otras compañeras; no hará falta que explique que las chicas …

Los límites del Secretario Judicial en la práctica de la tasación de costas: los honorarios de los abogados (ii)

Imagen
Antes de cualquier otra consideración dejaremos sentado que las normas orientadoras de los Colegios de Abogados, que podrían tenerse en cuenta por su adecuación y tecnicismo (ATS. S1ª de 12 y 20 de junio y 27 de septiembre de 2002) no vinculan a los órganos judiciales (por todas STS, 329/2004, Sala 1ª, de 30 de abril, ROJ STS 2885/2004),por lo que no hay que entrar nunca en el análisis de si esta o aquella norma orientativa del baremo se aplicó o, como se interpreta en la minuta de honorarios. Eso no es cuestión de la tasación de costas, ni de la impugnación ya que no es dable revisar las normas de honorarios cuando no vinculan a los órganos judiciales. 
Por lo demás, la doctrina jurisprudencial sobre el tecnicismo de las normas orientativas se encuentra muy superada por otra de los tres últimos años que centra el debate en los criterios de moderación de los honorarios de los letrados en tanto las normas de los Colegios solo atienden a la cuantía del asunto lo que provoca resultados i…

Los límites del Secretario Judicial en la práctica de la tasación de costas y el principio dispositivo (i)

Imagen
La práctica de la tasación se inicia cuando el Procurador presenta un escrito al que acompaña la minuta del letrado, su cuenta de derechos y las facturas que haya podido abonar. Este es el supuesto más frecuente – casi único, el que nos remite a los artículos 242.4 y 243.2 LEC y el que nos obliga a analizar qué es lo que el Secretario Judicial puede hacer en la tasación de costas ya que no faltan opiniones en el sentido que los límites legales son estrictos y no sujetos a otra interpretación que la consolidada por la Jurisprudencia. 
Pues bien, sobre las facultades del Secretario Judicial en la práctica de la tasación dice la SAP MADRID, 331/2011, Sección 11ª, 27 de mayo de 2011 (ROJ SAP M 7125/2011): Cita: “parece evidente –- que la función que la ley atribuye a los Secretarios Judiciales no sólo tiene aspectos contables, y que sobre las costas que comprende la condena habrán de decidir, como técnicos en derecho que son, de acuerdo con la legislación procesal en la materia, excluyendo …

¿Ha abierto la puerta el TJUE a un recurso de apelación sin límite en la ejecución hipotecaria? (STJUE 17-7-2014)

Imagen
La SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA de la Unión Europea (Sala Primera) de 17 de julio de 2014 resuelve las siguientes cuestiones prejudiciales que planteó la Audiencia Provincial de Castellón: 
1) ¿Se opone al artículo 7.1 de la Directiva 93/13/[…], que impone a los Estados miembros la obligación de velar por que en interés de los consumidores existan medios adecuados y eficaces para que cese el uso de las cláusulas abusivas en los contratos celebrados entre profesionales y consumidores, una norma procesal que, como el art. 695.4 de la [LEC], al regular el recurso contra la resolución que decide la oposición a la ejecución sobre bienes hipotecados o pignorados, sólo permite recurrir en apelación el auto que acuerde el sobreseimiento del proceso o la inaplicación de una cláusula abusiva y excluye el recurso en los demás casos, lo que tiene la consecuencia inmediata de que, mientras puede apelar el ejecutante cuando se estima la oposición del ejecutado y se acuerda la terminación del p…

La subsanación de defectos previa al despacho de ejecución.

Imagen
La regla general en la jurisprudencia es la siguiente: entendiéndose aplicables los arts. 243.3 LOPJ y 231 LEC, el defecto en el presupuesto es insubsanable y subsanable el del requisito. Interesante es la distinción que se hace en la doctrina del art.231 LEC respecto del art. 243.3 LOPJ y que radica en la exigencia de que en el acto realizado por la parte con algún defecto se hubiese manifestado la voluntad de cumplir los requisitos exigidos por la ley, de modo que no se trata de suplir ni incumplimientos voluntarios ni negligencias de la parte. Lo anterior presupone que el Juez o el Secretario Judicial han de advertir a la parte del defecto observado y si es subsanable, ofrecerle plazo para que proceda a la subsanación. Si el ejecutante subsana el defecto, se dictará el auto despachando la ejecución; si esa actividad no se realiza se denegará la ejecución. 
La opinión es unánime en el sentido que la Ley de Enjuiciamiento Civil incorporó en el art. 231 LEC el principio general de la…

La reducción del embargo.

Imagen
Ordena la ley que no se embarguen bienes cuyo previsible valor exceda de la cantidad por la que se haya despachado ejecución, salvo que en el patrimonio del ejecutado sólo existieren bienes de valor superior y la afección de dichos bienes resultare necesaria a los fines de la ejecución (art. 584 LEC). Pero el embargo no es un acto independiente del proceso de ejecución y su duración puede condicionarlo, justificando que el ejecutante interese del Tribunal la mejora de la traba o que el ejecutado pida su reducción. En el primer caso se trata de adecuar el embargo a la cantidad que se ejecuta, bien por haberse producido una disminución de valor de los bienes inicialmente trabados, bien porque se acordó la ampliación de la ejecución. En el segundo caso estamos en presencia de un embargo que vulnera por exceso el requisito relativo a la suficiencia de los bienes ya sea porque los trabados han aumentado de valor, bien porque se embargaron mayor número de bienes de los necesarios. Reducir …