Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012

No hay ejecución hipotecaria contra fiadores o avalistas.

Imagen
Razones que a pocos escapan han provocado que la ejecución hipotecaria sea un proceso muy frecuente en los Juzgados. Sin embargo, la claridad con la que el legislador introdujo en la LEC el derogado judicial sumario del art. 131 LH, está chocando con propuestas procesales de los ejecutantes – permítase la expresión- que pueden calificarse de “imaginativas”, pero que no tienen ningún acomodo legal. 
Una de ellas es la petición del despacho de ejecución hipotecaria contra el deudor y contra los fiadores y que suele fundarse, según los casos, en las siguientes razones: 
1) De los artículos 538.2.1 y 542 LEC resulta que puede despacharse contra los fiadores porque aparecen como deudores en el título, hallándose legitimados pasivamente de manera indirecta. 
2) La única diferencia entre el deudor y el fiador es que el primero recibe el importe del principal de la operación y el segundo no y, mientras los arts. 71 y 72 LEC permiten la acumulación de acciones en demanda, el art. 1144 CC autoriz…

Reaviso a navegantes, la cuantía del proceso en la instancia ya no puede modificarse después.

Imagen
Leemos en la reciente STS, Sala 1ª, de 20 de Septiembre de 2012 (Roj: STS 6026/2012 Nº de Recurso: 442/2010). Una mercantil interpuso demanda en la que se dijo que la cuantía del proceso era indeterminada, (artículo 251.11.ª LEC), fijándose en el suplico, el importe reclamado en la petición subsidiaria de la demanda en 143.025,60 €, más los intereses legales desde la fecha de presentación de la demanda. 
En el auto de admisión de la demanda, se consignó que en la demanda se había señalado como cuantía del litigio la cantidad de 143.025,60 €. Los demandados se opusieron a la demanda y formularon reconvención. En la contestación se expuso que la cuantía de la demanda era indeterminada y en la reconvención se manifestó que su cuantía era indeterminada. El auto de admisión de la reconvención no fijó su cuantía.
La sentencia de primera instancia estimó en parte la demanda y desestimó la reconvención y la sentencia de segunda instancia desestimó el recurso de apelación. 
En el recurso nos …

Cuestiones jurídicas en las somnolientas audiencias previas (STS. 27-9-12).

Imagen
Una audiencia previa es un invento austríaco, copiado y pegado en la Ley de Enjuiciamiento Civil y que hoy consiste, básicamente, en que dos abogados – que sustituyen a los titulares- acompañados de dos habilitados de procuradores – tampoco vienen los titulares- leen sus minutas delante de un Juez y de un Secretario Judicial – estos son los únicos titulares del inmediato acto- . La lectura se desglosa en tres bloques: no hay posibilidad de llegar a ningún acuerdo, toda la prueba leída es esencial y se recurre por mor del artículo 24 CE cualquier denegación probatoria. No hay instrucciones para nada más y cuando la Magistrado aprieta un poquito en el acto de la madre de todas las inmediaciones, algún que otro sudor frio corre por alguna espalda. 
Haré una excepción para evitar la injusticia de la generalización. En los procesos por defectos constructivos – ya escasos, porque no quedan empresas a las que demandar-, cuando al vecino del 5º de la Comunidad de Propietarios de la Srta. Pepí…

¡Hay idiota!, nos íbamos a echar unas risas si la castración fuera una costumbre.

Imagen
Catalogo de IKEA.  
Les pongo en antecedentes. La semana pasada, un idiota, que hace las veces de profesor en una universidad pública española tuvo a bien justificar la ablación del clítoris como un rito o costumbre, próxima a otras, como la del Toro de la Vega de Tordesillas y, dado que una alumna contestó al citado maestro Ciruela, terminó el altísimo debate comparando el velo musulmán con las monjas y las cruces y, afirmando que prefería llevar el primero (el velo) antes que una Cruz. Polémica en la que, por cierto, también participaron otras tres alumnas, que embriagadas de conocimiento (supongo) o de botellón – creo que ahora tanto da en las universidades- abuchearon a la primera; y una cuarta, que aconsejó a su compañera que no siguiera, porque se estaba jugando el suspenso. 
Refiero la historia, no la viví y mejor así, tampoco daré otros datos sobre el memo ya que la relación entre el clítoris y los cuernos de un toro es sospechosa y puede haber algo detrás que ignoramos, pero n…