Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Herencia yacente y citación edictal.

Imagen
ENTRADA ACTUALIZADA EN COMENTARIO DE 26-12-2011 POR RESOLUCIÓN DE CONSULTA DE LA DIRECCION GENERAL REGISTROS.

Planteamiento de la cuestión.
Una entidad interpone demanda contra dos herederos, y la herencia yacente o ignorados herederos de otras dos personas, cuyo fallecimiento se acreditó con la aportación de las certificaciones del Registro Civil, y contra otras dos personas más. En el auto de admisión de la demanda se acordó el emplazamiento de la herencia yacente o desconocidos herederos demandados a través de edictos fijados en el tablón de anuncios del Juzgado y transcurrido el término del emplazamiento, la herencia yacente y los herederos desconocidos demandados fueron declarados en rebeldía. La sentencia de primera instancia estimó en parte la demanda y el Juzgado acordó la notificación de la sentencia mediante la publicación de edictos en el Boletín Oficial del Estado y en el tablón de anuncios del Juzgado.
La sentencia de segunda instancia estimó en parte los recursos de apelac…

Cuestiones sin solución sobre las costas (STS. 18-2-2011)

Imagen
El apasionante debate sobre las costas provoca múltiples y variopintas resoluciones en nuestros órganos judiciales, pues una cosa es la justicia gratuita y, otra bien distinta que abogados, procuradores y peritos trabajen para sus clientes con idéntico propósito caritativo. Y en este punto, en el del dinero, es donde resurge con vigor el derecho a la tutela judicial efectiva y el del derecho del cliente al cobro de sus costas (y, en ocasiones al de las costas, de las costas y, por tercera vez, de nuevas costas, que permite una interpretación aislada de un único precepto de la ley de enjuiciamiento civil). Todo sería más sencillo si, en alguna ocasión, el Legislador se dejara orientar por quienes ocupamos destinos en la instancia – de cualquier orden jurisdiccional- para que, a modo de ejemplo, no tardáramos diez años en variar rumbos mal tomados. Cuando se reformó la ley de enjuiciamiento civil en el año 2000 se pidió que el límite cuantitativo para la intervención de abogado y procur…

Diez causas del colapso judicial: tinieblas y sindicatos (V)

Imagen
En España nadie sabe con certeza qué es lo que ha pasado con cada reforma, ni por ende hay claridad sobre los efectos que la implantación de la nueva oficina judicial (NOJ), pueda tener en órganos tan sobrecargados de innovaciones como los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción.
No discuto la necesidad de la reforma, reprocho que la falta de gestión provoque una relación injustificada entre aquella y los recursos económicos, de tal modo que solo mediante un gasto desproporcionado puede llegarse a algún resultado (si se llega). Y el ejemplo del Juzgado de lo Penal de REUS es uno más entre otros muchos más.
Son conocidas las unidades judiciales– en terminología de la NOJ- en las que sobra personal y aquellas otras en las que su falta ha terminado llevando al colapso y la solución está, entre otras, en la reordenación de efectivos del artículo 528.2 LOPJ (y artículo 66 Real Decreto 1451/2005, de 7 de diciembre), lo que significa que por razones organizativas y a través de las corres…

El Punto Neutro Judicial y el Auto TS 8-2-2011

Imagen
El esfuerzo modernizador que llevan a cabo nuestras Administraciones competentes en la materia de la Justicia, ha visto dos éxitos: el Punto Neutro Judicial (en adelante PNJ) del Consejo General del Poder Judicial y la Cuenta de Consignaciones de BANESTO. El resto de los programas – comenzando por todos los Registros del Ministerio de Justicia- son fracasos muy bien vendidos, que colocan al usuario en más de una ocasión al borde del delito y cuya utilidad – en la fase de implantación- se antoja inexplicable. Entre otras razones, porque el usuario es el último que se entera de la novedad telemática. Pero, como diría el clásico, no es cuestión que nos ocupe.
Y del éxito del PNJ hemos pasado al uso abusivo – o al intento- que pretenden profesionales de toda clase y condición, presentando escritos cada dos o tres meses, en el que piden, por mor de la tutela judicial efectiva (ese artículo 24 CE, que nos sirve para fundamentar lo que no tiene ningún otro soporte legal) que le demos al botón…